Todo lo que tienes que saber sobre el bitcoin

bitcoin

¿Quién no ha oído hablar del bitcoin? Todos tenemos entre nosotros a algún “cuñao” que está a la última en todas estas cosas y en alguna cena ha soltado su frase de cuñao súper interesante: “El bitcoin llego a los 20000$ a finales del año pasado. Y pensar que la primera operación con esta criptomoneda fueron dos pizzas por un valor de 10000 bitcoins…”. La mesa entera se queda impresionada y la mayoría de los comensales tienen una pregunta en sus mentes: ¿qué es un bitcoin?

Los bitcoin aparecieron en 2009 de la mano de Satoshi Nakamoto (que nadie sabe quién es ni cómo es… es todo un misterio) y no deja de ser una moneda (pero digital) que tiene un valor. La clave está en que este valor se lo dan sus usuarios, ya que es una moneda descentralizada (que no pertenece a ningún gobierno, sino que es global) y sirve, como cualquier otra moneda, para intercambiar bienes y servicios. Más específicamente, es una criptomoneda que sirve para comprar e intercambiar cosas.

La tecnología blockchain es uno de los motivos del éxito del bitcoin. ¿Y qué es esto? Es una “cadena de bloques”. Para que nos entendamos: aplicado al bitcoin, estaríamos hablando de un libro de contabilidad en el que todo el mundo interviene y del que guardan una copia en la red.

¿Quieres tener tus bitcoin? Pues bien; si no puedes permitirte comprar un bitcoin entero, puedes obtener un satoshi. ¿Y qué narices es un satoshi? Pues bien, un satoshi (en honor a su creador) es una unidad fraccionaria de medida del bitcoin. Un bitcoin son 100.000.000 satoshis y puedes sentirte orgulloso de tener estos satoshis ya que tienen el valor de un bitcoin. Si tienes curiosidad, a día de hoy un dólar equivale a 15000 satoshis aproximadamente.

¿Y si yo quiero tener mis bitcoin sin comprarlos? Pues aquí entramos en el término “minar”, pero ya llegas tarde. Cada vez es más complicado realizar esta tarea; ahora mismo supone una locura.  Minar es una competición entre distintos usuarios para encontrar, antes que los demás, la solución de complejos problemas matemáticos. Al encontrar la solución, la comunidad de Blockchain la validará (de hecho, el éxito de esta tecnología está en que la comunidad se ponga de acuerdo en estas validaciones) y la añadirá al sistema.

El usuario que haya resuelto correctamente el problema (la comunidad Blockchain usará las soluciones para realizar avances tecnológicos) recibirá como recompensa una cantidad de criptomonedas (ojo, el bitcoin es la joya de la corona, pero hay muchas más criptomonedas) que se añadirán a su “wallet”.

Para hacer esto no basta con un ordenador normal y corriente que tengas en casa, sino que necesitas equipos preparados para esto y con especificaciones únicas para ser minero. Normalmente, debido al gasto energético que requieren estas operaciones matemáticas, se alquilan espacios en granjas de minerías en donde la electricidad es más barata y el aire acondicionado (muy necesario debido al calentamiento de los equipos informáticos) te lo puedes ahorrar. Esto consiste en ganar dinero, no en perderlo.

granja de mineria criptomoneda
Granja de minería

¿Y si minas bitcoins? ¿Cómo los guardas? Pues para esto están los monederos virtuales, los llamados wallet y no te vale tu hucha de cerdito para ello. No dejan de ser una página web, con unas claves en las que almacenas tus bitcoins.

En definitiva, el bitcoin no es una moda pasajera y muy probablemente en el futuro tenga muchas más funcionalidades que ahora. Su camino no será fácil, pero de momento ha sabido sobreponerse a todos los retos que se ha encontrado hasta ahora por lo que habrá que tenerlo en cuenta para usarlo como una moneda más para transacciones en internet, igual que ahora pagamos con una tarjeta de crédito.

Y tú… ¿entrarías en el mundo del bitcoin?

Compartir este post:
share post :

Leave a Reply

Facebook
Twitter
Linked In
Instagram