La creatividad sí tiene salidas profesionales

Si te dieran un euro por cada vez que has escuchado que “las carreras de arte no tienen salidas”, ¿cuántos millones tendrías en el banco? Hay mucha gente que piensa que solo los médicos o los ingenieros encuentran trabajo al terminar la carrera. Y, aunque la mayoría de ellos no tienen ninguno de esos dos puestos, parece que estuvieran seguros de que la creatividad no se premia en el mercado laboral. No obstante, déjame decir que la creatividad sí tiene salidas profesionales.

Pero la realidad es muy distinta. Cada vez surgen nuevos trabajos que hace unos años eran inimaginables y, aunque a veces no se perciba, todas las empresas necesitan hacer comunicación.  ¿Qué compañía no tiene un logo? ¿O cuál no utiliza las redes sociales? Y es que todas las empresas necesitan perfiles creativos y con conocimientos en el mundo comunicativo.

Así que, como estudiante a la que un día le tocó luchar contra todos esos prejuicios, hoy os vengo a contar mi humilde experiencia por si os sirve, aunque solo sea para animaros a no seguir lo que os imponen porque “tiene más salidas”.

El Doble Grado en Diseño y Publicidad

Desde pequeñita me ha apasionado crear cosas y no estar quieta. Dibujar ropa, actuar, pintar o escribir. Así que, cuando llegó el momento de decidir la carrera, confieso que no fue nada fácil. Yo tenía muy claro que quería un trabajo creativo, pero no conocía la oferta de carreras ni a dónde me podía llevar cada una de ellas. Investigué mucho y, haciendo oídos sordos a los “con tus buenas notas no tires tu futuro por la borda con esos estudios”, descubrí este doble grado.

Mi experiencia en la universidad

Cuando yo me inscribí, el Doble Grado en Diseño y Publicidad solo estaba disponible en la Universidad Francisco de Vitoria así que, sabiendo que era lo que quería hacer, trabajé muy duro para tener una Beca de Excelencia que me cubriese el coste de los estudios. Y así empecé una etapa preciosa.

Una carrera de pocos exámenes, pero mucho trabajo continuo con entregas semanales. Y no de las típicas de escribir veinte folios resumen de un libro, sino de exprimir al máximo las ideas para hacer cosas originales. Por ejemplo ¿cómo harías una zapatilla con cualquier material que te imagines? Y una vez creada, ¿cómo diseñarías un cartel con ella?

¿Por qué estudiar un doble grado?

Respecto a las ventajas de este doble grado, creo que es muy completo. Diseño es una carrera muy creativa, de usar programas para plasmar las ideas en el ordenador y de mancharse las manos con pegamento para hacer prototipos. Publicidad, en cambio, es más estratégica, de analizar mucho al consumidor y de idear campañas. Son dos carreras que se complementan perfectamente.

A todo el que me pregunte, siempre le recomendaré que las combine si no tiene muy claro hacia cuál de las dos tirar o quiere ampliar sus conocimientos y tener una visión más amplia. Así que, si queréis conocer más en profundidad el temario que se estudia y cuestiones más concretas, supongo que en la universidad podrán ayudaros mejor.

Salidas profesionales

Para finalizar, volviendo al tema de las “salidas”, estudiar esto no os abre las puertas milagrosamente. Como tampoco lo hará ninguna otra carrera. Pero lo que sí os puedo contar desde mi experiencia es que, echándole muchas ganas y horas, hay siempre puertas que se abren. Porque la vida no es más que tiempo, y no hay nada más satisfactorio que dedicarlo a hacer lo que realmente te gusta.

Espero que este post te haya ayudado y/o animado a estudiar lo que realmente te apasiona. Además, por último, sí te animo a que apoyes el trabajo de otras personas 🙂

Recuerda que, si estás buscando unas prácticas formativas o primer empleo, en www.talentoteca.es tienes muchas disponibles.

Andrea Cotobal
Últimas entradas de Andrea Cotobal (ver todo)
Compartir este post:
share post :

Leave a Reply

Facebook
Twitter
Linked In
Instagram