Estudiar en Inglaterra: Mi experiencia en Oxford

estudiar en inglaterra

Actualizado el miércoles, 15 diciembre, 2021

Hi! What´s up? 😉 Soy Esther Espeja y en este post voy a contarte mi experiencia de estudiar en Inglaterra, concretamente en Oxford, y voy a aprovechar para darte unos consejos que te serán muy útiles si tú también estás pensando en estudiar en el extranjero.

¿Por qué me fui a estudiar a Reino Unido?

Irse a estudiar a otro país no es sencillo. A mí personalmente fue una decision que me costó tomar porque nunca había salido del país. Sin embargo, era algo que rondaba en mi cabeza desde hacía mucho tiempo y sentí que tenia que hacer ese ‘tic’ a mi lista de objetivos por cumplir.

Otra razón que me motivaba a marcharme al extranjero era que necesitaba mejorar y perfeccionar mi nivel de inglés; ¡Y qué mejor manera de hacerlo que estudiar en Inglaterra! Así fue cómo hice mi maleta y me marché a vivir una increíble aventura personal.

Razones para estudiar en el extranjero

Mi experiencia estudiando en el extranjero fue muy enriquecedora. Irse a estudiar inglés a otro país no solo te va a ser muy útil para tu carrera profesional y tu currículum vitae, sino que la experiencia de vivir fuera de tu hogar y con personas de otros países te hace crecer muchísimo como persona. Si comparo la chica que se fue a vivir esta aventura, con la chica que volvió y soy ahora, sin duda hay una diferencia abismal.

Cuando te vas a estudiar a Reino Unido o a otro país, no solo aprendes a hablar de manera fluida un nuevo idioma, sino que aprendes nuevos valores y pones en práctica otros que quizá a ti te parecían ocultos. Aprendes a ser más tolerante, a saber escuchar, a ser más independiente… Pero, sobre todo, a perder el miedo y no poner límites a tus capacidades personales.

estudiar en inglaterra

Experiencia personal de estudiar en Inglaterra

Mi aventura estudiando en el extranjero fue concretamente en Oxford. Me marché con una amiga de la universidad con el objetivo de estudiar inglés en el extranjero por 6 meses y sacarnos el nivel B2 de este idioma.

Para ello, nos apuntamos a una academia de idiomas que, he de decir, no era de las caras ni de las más baratas que había en Oxford. Esta academia, llamada The Lake School of English Oxford, cuenta con varias modalidades a elegir. Puedes escoger la dificultad del curso, así como la duración del mismo, eligiendo entre cursos intensivos y semi-intensivos.

En nuestro caso escogimos el curso semi-intensivo que eran 30 semanas de duración. El coste del curso varía dependiendo de las semanas que quieras cursar y se suele pagar de manera semanal. En nuestro caso, como queríamos sacarnos un título, pagamos aproximadamente 4.300€.

Una vez ya has escogido la academia en la que quieres estudiar, lo primero que te hacen es una prueba de inglés para conocer tu nivel y poder asignarte correctamente a un grupo de estudio. Las clases son de lunes a viernes de 9h a 13h.

Seguro que después de haber leído eso has pensado ‘Ufff, ¡cuántas horas seguidas estudiando inglés!”. Créeme que yo también tuve ese pensamiento el primer día de clase, pero tras probarlo me di cuenta de que las clases no se hacen agotadoras gracias a que son súper amenas y dinámicas. Las clases se imparten con diferentes juegos para que el aprendizaje sea fluido y se cree un clima familiar.

Trabajar en el extranjero

Una vez terminé la academia, comencé a trabajar en JD Sports donde me di cuenta de que, aunque sí había aprendido muchísimo en las clases, donde podía ponerlo en práctica realmente era en la vida real. Mejoré de manera increíble mi vocabulario y aprendí nuevas expresiones que los anglosajones usan en su día a día y que quizá no me enseñaron tanto en la academia.

En este caso, podría decir que me arrepiento de haber estado tantos meses en la academia porque donde realmente perdí el miedo a equivocarme y donde aprendí a desenvolverme con el idioma fue estando en contacto con clientes y aprendiendo de los errores.

estudiar en el extranjero

Alojamiento en Reino Unido

En la academia te daban la oportunidad de alojarte en alguna familia donde te daban habitación y comida. También había residencias de estudiantes, pero en nuestro caso, decidimos alquilar una habitación cada una en una casa a través de una agencia.

Los alquileres son bastante caros, rondaban los 800€ por habitación y normalmente hay una media de cinco habitaciones en cada casa. Vivíamos con otros estudiantes de diferentes países, por lo que aprendimos mucho sobre otras culturas.

Nuestra decisión de ir a una casa la tomamos principalmente porque no queríamos estar en la casa de una familia donde iba a haber normas, horarios, etc. Al final llevábamos cuatro años independizadas en Madrid y queríamos seguir con ese ritmo de vida…

Mi recomendación para estudiar en el extranjero

Para mí Oxford es una de las ciudades más bonitas de Inglaterra. Está la Universidad de Oxford que tiene mucho prestigio por lo que la ciudad está llena de estudiantes y gente joven de muchos países del mundo.

Es una ciudad muy grande por su expansión, pero a la vez muy pequeña porque la gente se concentra en el centro y con el tiempo te conoces a todo el mundo. Al final te sientes muy a gusto y acogida en la ciudad.

Fueron muchas las personas que antes de irme a estudiar a Oxford me daban su opinión o recomendación sobre todo tipo de temas: El marcharme a vivir con una amiga al ‘país en el que siempre está lloviendo’, o que no me juntara con españoles, que mejor fuera a vivir con una familia, o a una residencia de estudiantes, etc.

No obstante, tras estos comentarios, déjame decirte que cada persona tiene una opinión y una experiencia muy diferente. Y si algo he aprendido de esta experiencia es que hay que escuchar lo que cada una de estas personas tenga que aportar, pero esto no puede influir en tus decisiones personales porque todas esas opiniones son subjetivas.

estudiar en Oxford

Vayas al país que vayas va a ser una experiencia que te va a ayudar a crecer como persona. Al principio todo es nuevo, pero con el tiempo te vas sintiendo parte de la ciudad. Cuando vas sola a vivir al extranjero, donde no conoces a nadie, es normal juntarte a personas de tu país o con personas que hablan tu mismo idioma. Es más, a veces se agradece porque también es importante poder contar con una persona que te entiende mejor.

Da igual el tiempo que haga, al final cuando estas feliz en un sitio y estas disfrutando de la experiencia, te adaptas a cualquier entorno y circunstancia y todos los días se vuelven buenos.

Creo que, ante una decisión como esta, es importante saber qué es lo que se quiere de verdad y hacer aquello que uno sueña sin ponerse límites. De los errores también se aprende y eso, sin duda, es uno de los muchos que me llevé de mi experiencia de estudiar en Reino Unido, concretamente en Oxford.

En resumen, si tienes un sueño, una meta que cumplir o simplemente te apetece vivir una nueva experiencia estudiando o trabajando, te animo a que no dejes que nada te pare. Ya sabes, empaqueta tus cosas en la maleta, compra un vuelo, ¡y comienza a vivir un nuevo viaje!

Además, recuerda que, si eres estudiando o recién titulado, puedes encontrar tus prácticas formativas en Talentoteca. ¡También estas pueden ser una oportunidad para vivir en otro lugar! 😉

¿Cómo encontrar tus prácticas remuneradas y primer empleo?

  1. Entra en nuestra portal de prácticas y primer empleo, Talentoteca.
  2. Regístrate y crea tu perfil para encontrar las ofertas que mejor se adapten a tu formación.
  3. Accede a miles de prácticas remuneradas en empresas líderes en su sector. ¿Te unes?

¡QUIERO ESAS PRÁCTICAS!

Esther Espeja
Últimas entradas de Esther Espeja (ver todo)
Compartir este post:
share post :

Leave a Reply

Facebook
Twitter
Linked In
Instagram