Pros y contras de escuchar música para estudiar

beneficios-de-estudiar-con-música

¡Hola, hola! Cada vez me paso menos por aquí y eso no puede ser. Hoy vengo a hablarte de algo que seguro te has preguntado, sobre todo si eres como yo que para trabajar/estudiar necesita ponerse música: ¿Es bueno estudiar con música? Si quieres resolver esta duda y saber qué beneficios tiene estudiar con música, ¡sigue leyendo!

Principales ventajas de escuchar música relajante para estudiar

1.     Reduce los niveles de estrés

En primer lugar, la principal ventaja que se ha demostrado que tiene estudiar con música o trabajar con música es que escuchar música puede ayudarte a vencer tanto el estrés como la ansiedad asociada a esos momentos que todos sabemos previos a exámenes o a un pico alto de trabajo.

2. Ayuda en la concentración

Además, está demostrado que la música activa el lóbulo frontal de nuestro cerebro, una de las partes asociadas a la concentración. Pero…¡no es la única zona del cerebro que se estimula escuchando música! También se ha demostrado que escuchar música incide de manera directa en la zona cerebral en donde residen la habilidad matemática y lingüística.

beneficios-de-estudiar-con-música

3.     Favorece la relajación

Relacionado con el punto anterior, escuchar música también favorece que nuestro cerebro segregue dopamina que es el que es el neurotransmisor causante de las sensaciones placenteras y de la sensación de relajación.

No obstante, esta dopamina no solo ayuda a la relajación o a que nos concentremos mejor, sino que, además, ayuda a mejorar nuestro humor que, en momentos de alto estrés o tensión debido a exámenes o picos de trabajo, seguro que no pasa por su mejor momento.

A estos beneficios de estudiar con música, también podemos incluir otros como:

– Fomenta la creatividad y el aprendizaje.

– Ayuda en la memoria.

– Mejora la productividad.

– Aísla de ruidos externos y distracciones.

Desventajas de escuchar música para estudiar

Escuchar música puede tener muchos beneficios a la hora de estudiar o trabajar, pero no todo iban a ser cosas buenas, ya que la vida no es blanca o negra. Algunos dirán que, dependiendo del tipo de música, estos sonidos pueden provocar justo lo contrario a lo que queremos.

Algunos estilos musicales pueden desconcentrarte o reducir tu productividad porque la letra puede verse mezclada con el temario que estas estudiando. Está claro que, si te pones tu canción favorita, seguro que te vas a poner a tararearla o incluso a cantarla, pero si lo miras con el prisma adecuado, ¿no es esto acaso, fomentar tu capacidad de ser una persona “multitasking”? 😉

beneficios-de-estudiar-con-música

Por otro lado, hay un fenómeno curioso que puede darse que es el del recuerdo asociado a un evento. Aplicado a lo que os estoy contando, si has aprendido un tema o algo escuchando una canción determinada, puede darse el caso de que para acordarte 100% de ese tema o lección necesites reproducir la canción con la que te lo aprendiste.

En resumen, bajo mi punto de vista, creo que los beneficios son mayores a las desventajas, pero te animo a que lo valores por ti mismo y veas si para ti te resulta positivo o no. Crea una lista que te guste en Spotify, coloca tus apuntes y deja que tu lóbulo frontal se active. Los exámenes no van a poder contigo, así que ¡dale al Play!

¿Cuál es la mejor música para estudiar?

A pesar de que veamos que los beneficios de escuchar música para estudiar predominan por encima de sus desventajas, es importante resaltar que no todos los estilos de música van a tener en nosotros los mismo resultados. Con esto quiero decir que el tipo de música que escojamos para estudiar incide de manera muy relevante en el impacto que el audio tiene en nosotros y la tarea que estemos realizando.

Para que la música te traiga los beneficios que te he comentado anteriormente, es mejor que no escuches tus canciones o grupos favoritos porque esto hará que te distraigas con facilidad. Es mejor que escuches melodías clásicas, instrumentales o ambientales que suelen ser canciones mudas. Es mejor que optes por música relajante para estudiar en vez de aquella más rockera o de reguetón.

escuchar música para estudiar

Este tipo de géneros más tranquilos y serenos te ayudarán a reducir tus niveles de estrés, tu ritmo cardíaco y entrar en un estado de relajación y concentración pleno. También puedes acudir a listas de reproducción de sonidos de naturaleza, jazz o música chill out.

En cualquier caso, es importante que, antes de escoger qué música quieres escuchar para estudiar o trabajar, evalúes la tarea o actividad que vas a realizar: analizar datos, comprensión lectora, memorizar un temario, organizar apuntes, tareas prácticas, buscar información… Esto te ayudará a evaluar el nivel de concentración y productividad necesario para cada tarea.

¿Cómo encontrar tus prácticas remuneradas?

  1. Entra en nuestra portal de prácticas y primer empleo, Talentoteca.
  2. Regístrate y crea tu perfil para encontrar las ofertas que mejor se adapten a tu formación.
  3. Accede a miles de prácticas remuneradas en empresas líderes en su sector. ¿Te unes?

¡QUIERO ESAS PRÁCTICAS!

Álvaro Sánchez
Últimas entradas de Álvaro Sánchez (ver todo)
Compartir este post:
share post :

Leave a Reply

Facebook
Twitter
Linked In
Instagram